el grupo

 

Candilena es el dúo formado por Carmen Muyor y Quique Peña, dos músicos enamorados de la poesía y el folclore de los pueblos. Se unieron en el año 2016 con el fin de ofrecer al público un emotivo viaje musical entre orillas de España y América Latina, a través del diálogo íntimo entre guitarra y voz.

Partiendo de la música de raíz, en su repertorio incluyen temas propios y versiones genuinas de piezas del cancionero popular de Hispanoamérica. Se trata de canciones que cuentan historias, pintan paisajes y evocan sentimientos profundos, acercando orillas de distintas culturas y generaciones. Con la guitarra española como hilo conductor y la palabra hecha canción, Candilena se convierte en un simple instrumento, transmisor de amor y cantos

Durante su trayectoria, han compartido su proyecto en escenarios internacionales y nacionales, entre los que destacan las presentaciones en el Auditorio de la Biblioteca Nacional de México, el Gran Teatro Nacional de Perú, el Real Alcázar de Sevilla, los Festivales Internacionales de Guitarra de Granada, Málaga y Petrer, o el concierto en el Centro Cultural de la Embajada de España en Perú.


SOBRE NOSOTROS

 

Quique: “La guitarra, mi compañera de viaje. Con siete años les pedí a mis padres que me compraran una guitarra, y cuando lo hicieron, supe que mi vida estaría ligada a ella para siempre. Desde entonces he podido formarme como guitarrista clásico en el Conservatorio Superior de Música de Granada (España) y he estudiado dos Másteres universitarios en Interpretación e Investigación musical. Siempre he sentido mucha afinidad por grandes compositores y guitarristas latinoamericanos y españoles como Atahualpa Yupanqui, Antonio Lauro, Agustín Barrios o Joaquín Turina. Me adentré entonces en el mundo de la música popular y el folclore y empecé a investigar y a realizar arreglos musicales, fusionando el estilo de la música popular con la técnica de la guitarra clásica. Me emociono con la buena música, aquella que se hace con el corazón, transmite sentimientos y eleva el espíritu.”

 

Carmen: “Me encanta contar historias y expresar emociones a través de la música y el arte. Me cuentan que antes de empezar a hablar ya entonaba coplillas del folclore de mi tierra, que mi abuela y mi madre me cantaban. Empecé a jugar con el piano que había en casa hasta que pude entrar a estudiar en el Conservatorio de Música. Formé parte de la banda de mi barrio como saxofonista y más tarde, entré en la rondalla del grupo de folclore de Almería como cantante. Más adelante me gradué como profesora de música y musicoterapeuta en la Universidad. Me conmueve profundamente interpretar canciones de otro tiempo, aquellas que cantaban y disfrutaban nuestros antepasados. Música de raíz de distintas orillas, capaz de unir corazones de generaciones y tierras lejanas.”